Este contenido también puede ser leído en: Portugués, Brasil

Entre os días 19 e 20 de marzo de cada ano tiene lugar el equinoccio de otoño que en el ocultismo representa el inicio del Año del Alma. El otoño toca el alma creando un lugar apropiado para que se madure. En esta estación las energías espirituales están más actuantes preparándonos para sembrar la semilla que se hará intensa en el invierno.
Por detrás de cada cambio de estación hay energías cósmicas que traen oportunidades únicas para hacer las transiciones de la vida con consciencia y seguridad.

Cada uno tiene las estaciones del año adentro de sí mismo: en el otoño estamos en una época de introspección con dirección a una cosecha mejor en el futuro y al mismo tiempo para poder recapitular lo que se hizo en este año que termina dejando para atrás lo que ya no nos sirve más para que se pueda sembrar lo nuevo; en el invierno es tiempo de permitir que el aspecto Divino y sagrdo nazcan; en la primavera sentimos resurgir la juventud y el florecer de la propia naturaleza Divina y en el verano estaremos maduros para vivir la vida recomenzando el proceso en el equinocio de otoño próximo.

Las quatro estaciones nos llaman a crecer, ir cada vez más alto en busca de nuevas formas de expresar la natualeza Divina.

El otoño es el tiempo en que las energías Crísticas influyen a la humanidad trayendo oportunidades de purificación y la elección de las nuevas semillas de que se desea ver florecer en la vida personal.
Ahora podemos definir de nuevo lo que deseamos, elegir nuevos valores para conduzir el camino de la vida y buscar nuevos objetivos. Las energías cósmicas para transmutar los chakras inferiores y su influencia sobre el día a día están actuantes. Es tiempo de librarse de los viejos paradigmas y creencias, establecer nuevas metas y abrir las puertas de la conciencia para que los cambios necesarios puedan ser efetivados.

En esta estación podemos tener sueños que traigan luz a la vida y que servirán para guiar lo que se eligió como nuevas creencias. Por tres días después del equinocio la intuición está juy despierta y el cuerpo etérico recibe rayos positivos. Terapeutas y sanadores están más inclinados a lograr mayores sanaciones. Los Ángeles representantes del aspecto femenino divino trabajan intensamente en esta época para que se puede comenzar la gestación de una nueva conciencia más activa en relación a la vida.


EL ARCÁNGEL DEL OTOÑO
RAFAEL es el Arcángel que rige esta estación; El actúa a través del signo de Aries ayudando a todos a generar más energía para la profunda limpieza que se hace necesaria como preparación para el nuevo renacimiento. Es en este momento que se realiza el Festival de Pascua y la propagación de la prosperidad del mes de Tauro. La jerarquía angelical y cósmica trabaja concentrando sus energías de purificación sobre la Tierra y abre los canales mentales para la preparación y recepción de nuevos patrones de metas y propositos de vida que se acti varán enormemente en el mes de junio con el Festival de Géminis y el fluyir del Poder de la Palavra.

 

Ángeles de Aries
La energía Angelical de este signo despierta la superación de los traumas y problemas estimulando las energías de auto sacrifício para soltar la fuerza interna para la transmutación. Espiritualmente estos Ángeles nos llevan al reconocimiento del Plan Divino y del trabajo de los Seres de Luz para la recuperación del planeta Tierra. Personalmente nos volvemos concientes de la necesidad de co-crear un nuevo momento de paz y crecimiento para la Tierra. En la vida personal recibimos energías poderosas del Momentum de cada Ángel para co-crear con Ellos un nuevo día a día con metas establecidas siguiendo patrones más elevados que se muestran en el plano f´sicio a través del desarrollo de la voluntad y disciplina en la búsqueda de la Luz.

 

Ángeles de Tauro
Son Ángeles que traen energía de renovación y crecimiento trazando de una manera más clara y conciente los planes para el futuro en todos los aspectos. Las oportunidades para crecer y transformar aumentan y Ellos nos ayudan a trabajar mejor con la Luz interna dejando que la misma caiga sobre todos con los que convivimos combatiendo el egoismo y la mezquiñaría humanas logrando interactuar claramente con todos los reinos. En esta época es bendecido todo el trabajo de ecología, o sea, rescate y manutención del equilibrio entre el hombre, animales y plantas.


Ángeles de Géminis
Estos Ángeles realizan los cambios mentales que son necesarios para crear una nueva forma de vida en que cada uno sea más conciente del poder interior que precisa ser expreso en lo externo. Es la manifestación del Poder a través del actos públicos y al mismo tiempo el encuentro del equilibrio entre lo que es espiritual y lo que es físico para evolucionar y crecer promoviendo el aparecimiento de un nuevo grupo de Discípulos en sintonía con la Luz Mayor y con el Poder de Cristo hecho Luz.

Comente