Este contenido también puede ser leído en: Portugués, Brasil

 

 

 

– Coloque en la puerta de entrada de la casa un ramo con ramas de laurel, palos de canela, flores de anís estrellado y rosas amarillas. Si quiere puede hacer una guirnalda. Escriba en un papel blanco sus deseos de prosperidad para el año que viene e átelos bien en el centro con una cintita verde. Déjelos ahí hasta el día de Reyes y después lleve todo a un jardín limpio y con flores.

– Como el año se inicia con la luna en fase menguante bueno para plantar una planta en una maceta alta que pueda hacer raíces profundas. Escriba sus deseos de prosperidad y colóquelos en el fondo de la maceta, después tire siete monedas de uso corriente, tres piedras de citrino o ojo de tigre, la planta y la tierra. Adobe siempre en la luna nueva. Cuide muy bien de la planta y vea sus deseos realizados. Sea consciente al hacer los pedidos, vea lo que realmente necesita y lo que es superfluo.

– Prepare una bolsita de la suerte para este año regido por Mercurio: recoja del suelo una pluma de pájaro, tres piedritas amarillas (citrino), tres puñaditos de tierra seca y siete gotas de esencia de verbena. Ate la bolsita con una cintita amarilla y guárdela en sus cosas personales.

– Consagre una vela amarilla y la piedra del año, citrino o ágata anaranjada, un trébol de cuatro pétalos y 21 semillas de mostaza. Guarde todo en una bolsita amarilla atada con cinta verde y violeta y déjela colgada detrás de la puerta de entrada de la casa para que el año nuevo sea de riquezas.

– Para quien tiene comercio: tenga siempre al lado de la puerta una vela amarilla de siete días dedicada al Dios Mercurio para que le traiga mucha clientela. Encienda incienso de benín y salvia y tenga flores amarillas.

– Si quiere hacer un jardín de prosperidad plante una enredadera de flores amarillas y pequeñas flores de verbena. Atraiga a los pajaritos colocando agua en un recipiente con moneditas doradas.

– Para el amor, sea tolerante y cordial con su amor, vez como todo sale mejor cuando se habla lo que se piensa y no se espera que el otro adivine lo que se está pensando. Para ayudar encienda una vela rosa dedicada a los Ángeles del Amor y principalmente a la Diosa Venus. Hágalo siempre en los martes.

– Para que Mercurio mantenga la salud siempre buena encienda una vela verde escuro y una dorada alternadamente siempre en jueves y sábados. Si tiene algún problema específico escriba su nombre y quémelo en la llama de la vela.