Este contenido también puede ser leído en: Portugués, Brasil

SUGESTIÓN MENTAL
El cerebro es el instrumento o receptáculo de la mente en el cuerpo físico, pero la mente es mucho más amplia que el. En el cerebro hay una cantidad infinita de conexiones que la ciencia está descubriendo a cada día. En la mente humana hay una especie de tela receptiva por adonde pasan los pensamientos y las imágenes que captamos diariamente. Estas imágenes crían sus códigos de almacenamiento y algunas son repeticiones de algo que vemos en tanto que otras son criadas por uno mismo.

Estas ideas y pensamientos llevan una carga de energía y crían lo que se conoce como forma pensamiento que, por su vez, irradia energía de materialización de lo que se piensa. Por esto deberíamos seleccionar muy bien lo que pensamos o las ideas que tenemos.

Pero además de estos pensamientos tenemos lo que son traídos por el inconsciente y que en algún momento se generaron y no se concretaron todavía, pero que ejercen una influencia muy fuerte en la mente. Por ejemplo, si tenemos imágenes felices tendremos tendencia a sentirnos felices y alegres; por otro lado las imágenes negativas guardadas en el inconsciente o en la mente harán con que estemos negativos y nos muestran que hay determinadas situaciones o sentimiento que deben ser tratados.

Ya a partir de 1887 a esotérica y ocultista Helena Blavatsky enseñaba a sus alumnos de meditación que debían pensar siempre en el tiempo eterno y en el espacio infinito mientras debían repetir mentalmente Yo soy todo el espacio y todo el tiempo. Estudiando las Leyes Universales y practicando este mantra se logra, todavía en nuestros días, calmar la mente, controlar la angustia y conectarse al Universo total. Es esto lo que se conoce como autosugestión.

Con los estudios avanzados de la mente fueron descubriéndose los procesos mentales de hipnosis y autosugestión siendo que algunas personas confunden esta última con la hipnosis debido al proceso técnico ser semejante para los laicos.

La imaginación domina el inconsciente y este siempre tiene el poder sobre las decisiones en los procesos de la mente. Así, si deseamos mucho lograr algo, mentalizamos y proyectamos, pero si el miedo o la desconfianza ocupan el inconsciente nada será realizado. El inconsciente puede ter adquirido miedo o otro sentimiento como duda, por ejemplo, en experiencias anteriores o en contacto con personas que tienen estos sentimientos. Nosotros no dominamos el inconsciente.

El subconsciente es de una fuerza increíble y completamente programable. Está siempre en favor nuestro esperando que lo programemos y lo dirijamos adecuadamente para lograr nuestros objetivos o solucionar algún problema.

Por ejemplo, si aprendemos el modo correcto de trabajar la mente subconsciente podemos dormir con un problema y despertarnos con su solución. Algo muy conocido de programación mental es el reloj interno: basta programar la hora en se desea despertar y exactamente en ese horario nuestra mente nos despertará!

Siendo el subconsciente programable precisamos dar toda la atención a los pensamientos para que los mismos generen formas pensamientos buenas. Sentimientos como envidia, rencor, maldad; ideas malas y negativas generan comportamientos destructivos que se manifiestan en la vida práctica como auto destrucción a través de vicios, comida o llevan la persona a quitarse la propia vida pelo suicidio.

Toda imagen mental general una forma, así se ve como es importante que se piense bien.

La mente subconsciente no es el cerebro. El cerebro es físico y no influenciable. Tiene su funcionamiento como un instrumento físico. Pero el subconsciente puede ser influenciable. Cuando esto se pasa apenas a través de pensamientos positivos, afirmaciones, mentalizaciones o en caso de personas más determinadas mentalmente, con lo que se llama popularmente de pensamiento fuerte. Es decir: piensa, mentaliza y concreta.

De esta forma también se actúa en el plano negativo: piensa, mentaliza, y al mismo tiempo piensa que nada dará cierto. Y no sale bien, de verdad, porque el subconsciente cumple la orden que recibió: no da cierto, nada sale bien, y el sigue el deseo de quien lo comanda: la persona negativa.

AUTO SUGESTIÓN
Para lograr sugestionar la mente a partir de sí mismo el proceso es muy simple, tan simple que muchas personas no entienden que es precisamente por esto que actúa. Imaginar lo que se desea de forma clara, directa. Tengan siempre presente que la mente subconsciente no acepta complicaciones, todo debe ser directo y sin firuletes. Una vez imaginado y mentalizado lo que se desea llega la vez de las repeticiones.

Repetir es muy importante en la auto sugestión porque reforzará el acto de la mente en tener presente lo que se imagina. Repítese muchas veces, algunas personas recomiendan 20, 30 veces. Personalmente prefiero seguir números de repeticiones que la experiencia ya me mostró que son realmente eficaces: 21 veces, o 49, 81 o 108 veces. Claro que repetir con determinación y perseverancia. Algunas personas piensan que solamente con repetir 21 veces es suficiente, bien, nadie les dirá que no! Pero dedicar un tiempo mayor podrá ser altamente benéfico y mucho más rápido en la concretización de la sugestión. Elija un horario y hágalo siempre en el mismo, por ejemplo, cuando se despierta o se acuesta.

Puede ser que encuentren obstáculos en esta práctica: personas que no creen en este trabajo querrán alejarla o impedírselo; tendrá que tener determinación y disciplina para no fallar en los horarios; olvidarse del timbre, celular, teléfono y otras cosas que podrían desviar su atención de lo que está imaginando. La verdad que debería comportarse como un niño porque debe ser preciso y simple, y  repetir, del mismo que ellos lo hacen cuando quieren algo, hasta que lo logran! Observe como no es fácil sacar un niño de los juegos! Es así que debe ser su concentración para la auto sugestión funcionar.

RECORDANDO
La mente genera pensamientos, siempre y en cualquier lugar. En el supermercado, banco, empleo o en cualquier lugar: la mente no para! Aunque tengamos la sensación de que no estamos pensando en nada, la mente trabaja, almacenando y procesando lo que ya se pensó. Sus pensamientos generan formas, por lo tanto, manténgalos siempre positivos.

Estamos inmersos en un mar de pensamientos, muchos de ellos generados por la midia que nos bombardea con noticias generalmente malas, negativas. Sepan que: UN PENSAMIENTO CONSCIENTEMENTE  POSITIVO ES CAPAZ DE ANULAR TODO LO NEGATIVO DEL INCONSCIENTE. Por lo tanto, practique la sugestión positiva!

Cada uno pode criar sus propias imágenes mentales y fortalecerlas con las repeticiones verbales. Evidentemente que cuanto más elevadas ellas sean, mejor será porque estaremos en concordancia con la Leyes Universales una de las cuales, la Ley del Merecimiento. Tenemos derecho a hacer pedidos-imágenes materiales, pero es bueno que se pida de acuerdo con nuestro merecimiento para no influir sobre las formas del carma.

Las repeticiones deben ser realizadas en voz bien baja o mentalmente y el ritmo debe ser rápido. Repetir no implica en pensar lo que se está diciendo. Ya se pensó al criar la imagen.


VEAMOS UN EJEMPLO
En el ámbito material

Deseo: comprar un departamento para vivir con la familia. (pensamiento positivo)

Imagen que debe ser generada: verse en el departamento deseado junto con su familia, todos felices y tranquilos. El departamento tiene que ser exactamente como lo desea.

Obs.: como se entiende, antes de imaginar tiene que saber lo que desea. Si tiene dudas no dará cierto.

En el ámbito emocional o espiritual:
Basta con imaginarse haciendo parte de la Consciencia Divina y así, verse perfecto, próspero y feliz. Repetir la afirmación siguiente todos los días:
YO SOY la Divina Abundancia de Dios manifestándose en mi vida. YO SOY la prosperidad, salud, amor y paz. 

 

Comente