Este contenido también puede ser leído en: Portugués, Brasil

Está dispuesto a perdonar a quien le ofende y le hace sufrir? El perdón es nuestra paz por que en el mismo representa la separación entre quien nos oprime y nosotros. Jesús le pidió al Padre que lo perdonase! Y usted es capaz de perdonar? Este es el verdadero sacrificio:  perdonar. Librarse, despertar para la Paz y la Luz. Las palabras de Jesús no fueran suficientes para el ser humano. Ámense unos a los otros! Ahora es necesario el perdón para limpiar todo el camino impuro sobre la Tierra. Nos guiamos por el mundo que llamamos de realidad, pero que verdaderamente no es mas nada que el conjunto de imágenes, pensamientos y deseos. Y todo esto viene del exterior solamente, de la mente mundana, y no del corazón en el que vive la centella de la vida. No busquemos fuera de uno mismo lo que será nuestra salvación: la muerte nada más es que el reconocimiento de la transitoriedad de la vida a través del cuerpo físico. Pero el cuerpo que dejamos nunca tubo ni tendrá la vida. Esta es la esencia verdadera: la Verdad Eterna. La Luz que nos guía y nos hace brillar. El mundo ata los pies hasta que  encontremos el camino de la resurrección, de la Gloria, de la Luz que nos devuelve la Paz. Y es justamente esto que el espíritu busca: PAZ. El mundo y la vida se transforman cuando colocamos como finalidad el Perdón. El fin de la vida terrena puede estar en la muerte del cuerpo físico, pero la finalidad de la vida, su objetivo, siempre será la vuelta, el Retorno al lado del Padre-Madre-Dios, el Yo Soy, y lograrlo con mayor o menor rapidez depende de cada uno! El tiempo es siempre breve, corto, (como se tiene la sensación cada vez más en los últimos tiempos), y lo será en cuanto no reconozcamos y aceptemos que existe solamente vida, la Luz, el Amor, y que todo lo demás es apenas la sombra de todo esto. Ilumine su vida, perdone y haga que realmente la Luz y Amor vuelvan a la Tierra!

 

Comente