Este contenido también puede ser leído en: Portugués, Brasil

 

El término Feng Shui, el cual debe pronunciarse Fong Suei, en chino significa viento-agua. Esta técnica china detecta las energías de la tierra, orienta en el uso de las buenas energías y enseña el modo de eliminar las energías negativas, lo que seria la llamada cura para el Feng Shui. En términos generales, esa expresión incluye las relaciones con la naturaleza, la influencia del paisaje (terreno), la estética y la construcción de la felicidad de los habitantes.

 

 

HISTORIA

Los primeros conocimientos que llegaron del Occidente vinieron a través de misioneros enviados al país por las iglesias. El primer libro específico fue escrito por el Reverendo Eitel. Él cita algunos artículos escritos antes por el Reverendo Yates.

En los contactos iniciales entre el oriente y el occidente el Feng Shui no fue llevado muy en serio, pero con el aumento de las colonias de orientales, chinos y coreanos en Occidente, la gente empezó a mirar más detenidamente a lo que se llamaban las supersticiones o costumbres extrañas. Hoy en día, arquitectos, diseñadores de interiores y estudiantes de las energías, utilizan las bases del Feng Shui para lograr una mejora en la vida diaria.

 

ALTARES

Al igual que en el Occidente se construyen altares con la intención de traer las energías religiosas para dentro de la casa, en el oriente construyen pagodas y monumentos del Feng Shui, pero no con un enfoque estético sino para alinear las energías telúricas. De esa manera la técnica del Feng Shui ha llegado a ser conocida por aquí como un paisaje sagrado. Hasta el surgimiento del gobierno comunista en China, el Feng Shui fue reconocido por el gobierno imperial y su técnica era entendida dentro de la Oficina de Ritos y supervisada directamente por el emperador.



Comente